Drenes Transversales

Los drenes de penetración se instalan en los taludes de cortes, donde se detectan altos contenidos de humedad, están integrados con tubos perforados de PVC (de 50.8 milímetros y 2 de diámetro), forrados con geotextil e introducidos en perforaciones previas. Los drenes de penetración tienen una longitud que varía entre 15 y 20 metros.

Las perforaciones en los tubos son de cuatro 4 milímetros de diámetro, ubicados cada 10 centímetros en ambos lados del tubo, alternando los ejes de las perforaciones de manera que sean perpendiculares entre sí.

Debido a que el geotextil que se utiliza tiene una función de filtro Clase “B”, no tejido, de polipropileno o poliéster, los tubos poseen una permisividad mínima de 0.2 seg., y un peso mínimo de 200 gms/m2. Para que el tubo quede forrado correctamente, el geotextil que se emplea es de una sola pieza, lo que garantiza que toda la superficie del tubo quede completamente cubierta.

Para evitar el desplazamiento del tubo forrado, durante la introducción a la perforación, se sujeta el geotextil a éste. Las perforaciones donde se introducen los drenes de penetración poseen un diámetro de 88.9 milímetros (3 ½”); la altura, posición, inclinación y profundidad para alojar los tubos forrados se determinan según el proyecto o lo que indique la dependencia a cargo.

Los drenes de penetración son resistentes a las presiones del material circundante (considerando los efectos durante la introducción de los tubos forrados a las perforaciones), sin que se presenten desgarramientos del geotextil ni intrusiones del material en el tubo.

La longitud del dren varía según la magnitud y especificidad del problema. Para los casos en que no existan tubos del largo requerido, se unen tramos de longitud comercial por medio de coples pegados con cemento especial para PVC; ya colocado, la parte exterior del tubo será de 15 centímetros fuera del talud de corte.

La pendiente mínima del dren es del 10% hacia la cuneta, el agua, producto del flujo, se debe descargar mediante conexiones hasta la cuneta, para ello es necesario agregar un tubo de 2 de diámetro de PVC, desde la salida del dren, en la cara del talud, hasta la cuneta, unido por un codo de 45 ó 30 grados, también de PVC. Los tubos se fijan al terreno por medio de abrazaderas y anclas de varillas de 3/8” de diámetro y 1 metro de longitud a cada 2 metros.

Otro sistema de encauzar el agua de los subdrenes hasta la cuneta, es a través de mangueras flexibles, unidas al tubo de PVC con abrazaderas, para ello se requiere aplicar un sellador. Las mangueras se fijan al talud siguiendo el mismo procedimiento.

En la salida del tubo, y a manera de fijarlo sobre la cara del talud, se efectúa un emboquillado con mortero de cemento hidráulico o con una mezcla de suelo-cemento, sólo para aquellos casos en donde el concreto lanzado no es utilizado.
Las perforaciones del tubo de PVC son cada 10 ó 15 centímetros, de ¼” de diámetro, se alojan exclusivamente en la parte baja del apoyo.

Galería