Malla Antideslumbrante de Metal Desplegado

Malla antideslumbrante de metal desplegado para barrera central de autopistas

La malla antideslumbrante de metal desplegado constituye una alternativa para las autopistas, zonas sub-urbanas o que presentan un alto grado de gamberrismo, ya que al ser una sola pieza no se desteje al cortarse, lo que la hace más versátil. Por sus características físicas reduce la transmisión de la luz dirigida por las luces de los vehículos que circulan en dirección contraria.

Existen dos tipos de mallas:

  • De metal desplegado de acero galvanizado.
  • De metal desplegado de acero galvanizado pintada en color negro.

Malla galvanizada

Malla antideslumbrante de metal desplegado, de acero galvanizado, calibre 24 en rombos de 8 x 16 milímetros y sección de 1.2 milímetros; con sistema de fijación a base de tubo galvanizado de 42 milímetro de diámetro calibre 20, a cada 2 metros. Posee una longitud total del tubo de 60 centímetros (10 centímetros de empotre), que se coloca a la barrera central (con cemento-arena), incluye un tapón sencillo de lámina galvanizada de 42 milímetros de diámetro, una solera de lámina galvanizada calibre 12, troquelado (3 perforaciones al tubo), tres pijas del No. 12 x 3/4″ (para fijación de la malla a la solera), alambre galvanizado calibre 12.5 para dos tensores (superior e inferior).

Malla galvanizada pintada en color negro

Malla antideslumbrante de metal desplegado, de acero galvanizado, pintada en horno electrostáticamente con pintura en polvo, a una temperatura de 200 grados. La Malla posee un calibre 24 en rombo de 8 x 16 milímetros y sección de 1.2 milímetros, con sistema de fijación a base de tubo galvanizado de 42 milímetros de diámetro, calibre 20, a cada 2 metros. La longitud total del tubo es de 60 centímetros (10 centímetros de empotre), que se coloca a la barrera central (con cemento-arena), incluye un tapón sencillo de lámina galvanizada de 42 milímetros de diámetro, una solera de lámina galvanizada calibre 12, troquelado (3 perforaciones al tubo), tres pijas del No. 12 x 3/4″ (para fijación de la malla a la solera), alambre galvanizado calibre 12.5 para dos tensores (superior e inferior).

Ambas mallas se fabrican en una sola pieza, a partir de la lámina, mediante un proceso de troquelado y estirado en frío, lo cual permite que el material se expanda hasta 10 veces su longitud original y que su peso se reduzca hasta en un 80% sin perder su resistencia.