Postes de Concreto

Postes de concreto y alambre de púas para el derecho de vía

Óptimos para formar cercas que ayuden a delimitar el derecho de vía de la autopista; los cercados se construyen con postes de concreto hidráulico armado y con cuatro líneas de alambre de púas, sujetas a los postes por medio de amarres de alambre galvanizado.

Especificaciones técnicas

Los postes de concreto hidráulico poseen una resistencia a la compresión de f´c= 150 kgs./cm2, con una sección cuadrada de 15 x 15 centímetros por cada  lado y  una altura de 1.80 metros. La separación entre cada poste se logra a través de cuatros muescas de 35 centímetros, formadas mediante la inserción de una buña triangular de 13 centímetros de profundidad en la cimbra.

Las muescas sirven para alojar el alambre de púas; la primera de ellas debe estar colocada a 65 centímetros del fondo del poste y la última a 10 centímetros de la parte superior. Los postes llevan un armado formado por cuatro varillas del No. 2 (6 milímetros)  y anillos de alambrón común cada 40 centímetros.

 

El recubrimiento, en cualquiera de las caras del poste, deberá ser de 2.5 centímetros; el concreto endurecido no debe presentar agrietamientos, oquedades ni irregularidades notorias.

El alambre de púas es de alta resistencia, galvanizado con triple capa de zinc calibre 12.5 y de doble hilo y doble púa.

Los postes se colocan en cepas, ubicadas a cada cuatro metros, y en los vértices del derecho de vía; las cepas son de sección redonda de 40 centímetros de profundidad y 30 centímetros de lado, en ellas se colocan los postes de manera que sobresalgan del terreno natural (1.40 metros), una vez presentados y alineados los postes, las cepas son rellenadas con concreto simple, de resistencia f`c= 100 kgs./cm2.

Después de fraguar el concreto, el alambre de púas se coloca, tensa y fija en cada muesca; se asegura con alambre galvanizado, calibre 12.5, que rodea completamente el poste de concreto.

Galería